Tabla de Contenidos

 

¿Qué tipos de pruebas hay disponibles? ¿Cuál es la diferencia?

Hay dos tipos de pruebas de la COVID-19 disponibles:

  • Las pruebas de diagnóstico indican si está infectado y si la infección es contagiosa. Para estas pruebas, debe escupir en un recipiente o se hace un hisopado por nariz o garganta. Hay dos tipos de pruebas de diagnóstico: las pruebas mediante laboratorio y las pruebas de punto de atención (también llamadas pruebas rápidas). Las primeras tardan más tiempo, pero son más precisas.
  • Las pruebas serológicas o de anticuerpos miden la presencia de anticuerpos en la sangre y es necesario extraer sangre para hacerlas. Estas pruebas indican si tuvo una infección previa, pero no indican si tiene una infección activa al momento de hacerse la prueba.

¿Cuáles son los dos tipos de las pruebas de diagnóstico?

1. Pruebas moleculares: pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) y de amplificación isotérmica mediada por bucle (LAMP, por sus siglas en inglés)

  • Se hacen en un laboratorio.
  • Se cree que son la opción más precisa.
  • Suelen tardar más tiempo. Esto se debe a que, una vez que se las envía al laboratorio, lleva algunas horas completarlas.

2. Pruebas de antígenos 

  • Son el tipo más común de pruebas rápidas o pruebas de punto de atención.
  • La mayoría de las veces son mucho más rápidas.
  • La mayoría de las veces son más económicas que las pruebas PCR o LAMP.
  • Suelen ser menos precisas cuando el resultado es negativo, es decir, podría recibir un resultado “falso negativo”. Por ejemplo, es posible que con la prueba rápida obtenga un resultado negativo para una infección por COVID-19 activa, mientras que la prueba PCR podría indicar que, en cambio, usted es positivo. Algunas veces hacer pruebas con más frecuencia puede resolver algunos de estos problemas.
  • Hable con su médico antes de usar una prueba de antígenos rápida. Debe preguntarle:
    1. si la prueba es adecuada para usted;
    2. qué podrían significar los resultados.

¿Cuáles son las diferencias entre las dos pruebas de diagnóstico? 

Todas las pruebas pueden variar en su precisión. Esto depende de lo siguiente:

  • Cómo se recolectan y manejan los especímenes
  • El tiempo entre la exposición al virus y la prueba 
  • La cantidad de virus presente en la muestra de la prueba
  • El fabricante del kit para pruebas
  • El laboratorio que analiza la muestra de la prueba

He oído que hay inquietudes acerca de las pruebas de anticuerpos. ¿Cuáles son esas inquietudes?

Por lo general, las pruebas serológicas o de anticuerpos no pueden mostrar si hay una infección en curso. Esto se debe a que, después de la infección, se puede tardar entre 1 y 3 semanas en generar anticuerpos. Estas pruebas no son apropiadas para el diagnóstico de una infección en curso.

Además, aún no sabemos si tener anticuerpos contra el virus o un resultado positivo puede evitar que una persona vuelva a infectarse con este. Si hay protección, tampoco sabemos cuánto podría durar esa protección, ni si una persona con anticuerpos aún es capaz de contagiar.

Blue Shield no cubrirá las pruebas de anticuerpos, a menos que las ordene un proveedor de atención de la salud autorizado para ordenar pruebas de la COVID-19 (y para un caso poco común en el que sean necesarias para poder hacer un diagnóstico).

¿Quiénes pueden hacerse las pruebas para la COVID-19?

Todas las personas pueden hacerse las pruebas. La mayoría de las pruebas de diagnóstico individuales que hace u ordena un proveedor de atención de la salud están cubiertas sin costos de bolsillo, pero puede haber algunos casos en los que se requiera un copago o en los que deba pagar el costo total de una prueba. Lea las preguntas frecuentes sobre la cobertura de las pruebas para obtener detalles. 

Las pruebas de diagnóstico de la COVID-19 que haga u ordene un proveedor de atención de la salud están cubiertas sin costos de bolsillo:

  • sin importar si tiene síntomas de la COVID-19 o no;
  • sin importar si cree o no que estuvo expuesto a una persona que tiene COVID-19.

¿Cuándo debo hacerme las pruebas? 

El momento en que se hacen las pruebas es importante. El período de incubación de la COVID-19 es de aproximadamente entre 5 y 7 días, pero puede ser de hasta 14 días.

Si tiene síntomas, se recomienda que se haga una prueba 3 días después de que estos aparezcan. Si estuvo expuesto a la COVID-19, pero no tiene síntomas, se recomienda que se haga una prueba entre 4 y 8 días después de la exposición. 

Es probable que hacerse una prueba demasiado pronto o demasiado tarde dé un resultado negativo incluso si usted estuvo infectado. Su proveedor de atención de la salud puede ayudarlo a determinar cuándo debe hacerse la prueba.

Si el resultado de mi prueba es negativo, ¿significa que no tengo COVID 19?

Si el resultado de su prueba de diagnóstico de la COVID-19 es negativo, aún podría tener la COVID-19 si la prueba se hizo demasiado pronto o demasiado tarde respecto de la infección. También depende del tipo de prueba que se hizo. El resultado negativo simplemente significa que probablemente no tenía COVID-19 al momento de hacerse la prueba. Además, a veces la prueba puede fallar. Sin embargo, esto no significa que no se vaya a enfermar o que no pueda contagiar. También es posible que se exponga a la COVID-19 y se infecte después de la prueba. Todas las personas deben tomar precauciones, aunque hayan obtenido un resultado negativo en la prueba.

¿Qué debo hacer si el resultado de mi prueba es positivo?

Hable con su proveedor de atención de la salud para conocer cuáles son los próximos pasos de su atención. Lea más información sobre cómo obtener atención.

 

 Volver a la parte superior

 

¿Dónde puedo hacerme las pruebas?

Independientemente de si tiene la orden de un proveedor de atención de la salud o no, Blue Shield le recomienda visitar un centro de pruebas dentro de la red. Sin embargo, también se cubren las pruebas de diagnóstico hechas u ordenadas por proveedores de atención de la salud fuera de la red calificados o autorizados.

Si tiene síntomas o cree que ha estado expuesto a una persona que tiene COVID-19, comuníquese con su proveedor de atención de la salud, que podrá decirle dónde hacerse las pruebas si estas fueran necesarias.

Si no tiene síntomas ni cree que haya estado expuesto a la COVID-19, tiene algunas opciones:

Si es un trabajador esencial y tiene al menos 18 años de edad, puede pedir un kit para pruebas en el hogar a través de la página de Pixel by LabCorp de Blue Shield. Esta es la única forma de pedir un kit para pruebas en el hogar que tenga cobertura. Sin embargo, igual pueden aplicarse costos de bolsillo según su plan.

Este sitio de pedidos no debe usarse para lo siguiente:

  • Pruebas de trabajadores esenciales si no quiere pagar nada de su bolsillo
  • Trabajadores no esenciales
  • Miembros con un plan Medicare Advantage
  • Miembros con un plan Cal MediConnect
  • Miembros con un plan Medi-Cal (miembros que no pertenecen a Blue Shield Promise)
  • Miembros con un plan autofinanciado patrocinado por empleadores que no hayan optado por tener este servicio cubierto

Lea las preguntas frecuentes sobre la cobertura de las pruebas de la COVID-19 para obtener más información sobre la cobertura. Allí también puede averiguar si tendría que pagar costos de bolsillo.

 

 Volver a la parte superior

 

¿Cómo sé si soy un trabajador esencial que es elegible para pedir un kit para pruebas en el hogar a través de Blue Shield?

Las pruebas para trabajadores esenciales solamente se aplican a los miembros inscritos en los siguientes planes:

  • Planes individuales y familiares, como planes comprados por una persona a través de Covered California o directamente de un corredor de seguros o Blue Shield
  • Planes patrocinados por el empleador (también conocidos como planes grupales):
    • que están totalmente asegurados; o 
    • que son planes autofinanciados en los que se ha optado por cubrir este servicio.

El resto de los planes no son elegibles para las pruebas para trabajadores esenciales (Medicare Advantage, Cal MediConnect, Medi-Cal o planes autofinanciados patrocinados por empleadores en los que se ha optado por no cubrir este servicio).

Según el Departamento de Atención de la Salud Administrada (DMHC, por sus siglas en inglés) de California, usted es un trabajador esencial si cumple con alguno de los siguientes criterios.

Si usted:

  • trabaja en instituciones correccionales;
  • trabaja en un centro de vida en grupo o un centro de atención congregada; por ejemplo, un centro de atención residencial o un centro para personas sin hogar;
  • brinda atención en el hogar de un anciano o una persona con discapacidades.

Si trabaja en uno de los siguientes sectores Y tiene contacto regularmente con el público o con personas que pueden tener COVID-19 o que pudieron haber estado expuestas a la enfermedad:

  • Atención de la salud
  • Servicios de emergencia
  • Transporte público
  • Servicios relacionados con alimentos
  • Educación

Si trabaja en uno de los siguientes sectores Y tiene interacciones frecuentes con el público. O si no puede mantener regularmente una distancia de al menos seis pies (1.80 m) de los otros trabajadores:

  • Comercio minorista
  • Fabricación
  • Agricultura
  • Elaboración de alimentos

Lea los detalles adicionales que brinda el DMHC.

¿Debo hacerme las pruebas de la COVID-19 incluso después de haber recibido todas las dosis de una vacuna?

Sí. Si tiene síntomas de COVID-19, debe hacerse las pruebas. Esto se aplica incluso después de haberse vacunado. Las pruebas de la COVID-19 funcionan de la misma manera en las personas vacunadas que en las personas no vacunadas.

Estas pautas pueden cambiar a medida que se conozca más sobre la vacuna.